Cómo derechizar a un izquierdista


izquierda-derechaBuscando entre los miles de documentos que por azar de la vida llegan a tus manos gracias a las clases de la universidad encontré este excelente texto de Frei Betto, que seguramente algunos ya hayan leídos pero que no pierde para nada su esencia.

El izquierdista es un fundamentalista en su propia causa. Encarna todos los esquemas religiosos propios de los fundamentalistas de la fe. Se llena la boca con dogmas y venera a un líder. Si el líder estornuda, él aplaude; si llora, él se entristece; si cambia de opinión, él rápidamente analiza la coyuntura para tratar de demostrar que en la actual correlación de fuerzas…

Seguir leyendo

Publicado en Especiales, Política | Etiquetado , , | 1 Comentario

“Fuego” contra médicos cubanos en Brasil (+ Fotos y video)


medicos-cubanos-chegam-ao-brasilPor Oscar Figueredo Reinaldo

Nuevamente Cuba vuelve a ser noticia. Ahora se trata nada más y nada menos que de los cuatro mil médicos que prestarán sus servicios en Brasil; hecho que ocupa y preocupa al parecer a los “encargados” del servicio sanitario en el gigante del sur, pues según declaraciones ofrecidas por el presidente del Consejo Federal de Medicina (CFM), Roberto D’Ávila, la importación de facultativos “viola los derechos humanos y pone en riesgo la salud de los brasileños”.

Seguir leyendo

Publicado en América Latina y el Caribe, En Cuba, Política, Sociedad | Etiquetado , , , | 7 comentarios

La tarde en que fui contrarrevolucionario


Por Oscar Figueredo Reinaldo

loquitoA pesar de estar parada por más de dos horas esperando aquella dichosa guagua que nunca pasó, aquella mujer cincuentona no paraba de hablar. Con su pañuelo en la cabeza y su java en la mano, esperaba impaciente bajo la lluvia y los truenos de la tarde, luego de culminar su trabajo que nunca logré adivinar.

Por más chabacana que resultaran sus palabras era el único “alivio” para las más de 30 personas que esperábamos la ruta 114, de la terminal de Palatino. Se quejó de la demora injustificada de la guagua, de los descarados de su barrio y finalmente, claro finalmente, “habló pestes” -como se dice en buen cubano cuando alguien habla mal de algo- sobre la revolución.

Más que molestarme, preferí escuchar atentamente las palabras de aquella mulata brava, que sin pena alguna “deleitaba” a todos con sus razones. “Para qué coger lucha, si esta jodedera ya tiene 54 años”, interpeló a otro adulto que lanzaba sus súplicas al aire.

Sí, culpaba a la revolución por tanta demora y tanta espera, por tanta irregularidad e indisciplina, por tanta falta de ética y profesionalismo. Quizás olvidaba por momento la educación o la salud gratuita, o tantas otras conquistas que tiene la revolución cubana, pero me pregunto, ¿acaso es culpable?

No, sinceramente creo que no. Aunque en los últimos años se especule de la existencia de “Cubanos ricos” ya sea por tener familiares afuera, o por los dichosos y redentores de la economía cubana, los mal llamados “cuentapropistas”, todavía somos muchos los que a diario tenemos que coger una o múltiples guaguas para poder llegar a nuestros centros laborales o estudiantiles. Los que al llegar a una tienda tenemos que soportar infinitas colas o malos tratos por la dependienta o que a los dos días de haber cogido “el pollo por pescado” en la bodega tengamos que salir a las calles para ver que se nos pega, o mejor dicho, a que nos pegamos para estirar la necesaria pero insuficiente cuota mensual que nos ofrecen por la bodega.

Por saber esta y otras razones no la culpo. Quizás para los más dogmáticos “le he cedido una victoria al enemigo pues he callado y no he defendido a la sociedad que me lo ha dado todo”, quizás me tilden de flojo o de cobarde, pero no lo soy.

Esta vez preferí escuchar como bien te lo enseñan en la facultad de periodismo, preferí entender a la gente que me rodea para poder escribir mirando hacia abajo y no hacia arriba.

Para los que nos miran con malas intenciones, sean de donde sean,  estas noticias son buenas. Se dirán por dentro “cómo está la sociedad cubana, un par de años y eso se cae solito, solito… hasta el joven comunista ya no se busca problemas” Sin embargo no es así.

No creo que esa mujer sea contrarrevolucionaria por haber culpado a su revolución de los errores que se cometen a lo interno. Todo lo contrario, la veo más bien como una luchadora- entiéndase que hablo de las que se sacrifican cada día, no la otra acepción más popular del término que ha convertido a la lucha en el “Arte” del robo- . La veo como una mujer valiente, como las tantas que trabajan cada día a pesar de lo injusto de los salarios para alimentar con lo mejor que tengan a sus hijos. Ella es un ejemplo de que aunque muy fuerte sean los vientos prefieren seguir en el barco y no saltar a la orilla para encontrar la “fruta anhelada”- y permítanme otra digresión. No me refiero a los miles de cubanos que han abandonado a la Isla en busca de mejorar su nivel de vida, pero que defienden con capa y espada a la Isla que los vio nacer. Sino a aquellos que además de abandonar el barco ante las tormentas, solo irradian odio contra sus propios compatriotas.

Si algo está claro en estos momentos, es que la barriga y la mente ya  no se llenan  solo con ideas, con consignas revolucionarias o marchas del pueblo combatientes. El pueblo cubano confía en su revolución pero repudia a los que descaradamente viven de ella, como los directivos, por ejemplo, de esa guagua desconocida por miles, pero tan necesarias para otros pocos, que dejó de circular por más de dos horas y media por la “gracia de dios”.  Odiamos ese escalón intermedio, maldito escalón intermedio… que hace que la quejas se evaporen sin llegar a la cima.

Publicado en En Cuba, Opinión, Política, Sociedad | Etiquetado , , , | 4 comentarios

Una cubana post soviética


17 instantes de una primaveraSoy formalmente postsoviética. Cuando Gorbachov firmó el papel definitivo y la URSS se disolvió con la facilidad de un refresco instantáneo, la distancia entre Moscú y Regla era dramáticamente insalvable; tan insalvable y dramática como la distancia entre una bicicleta y un Lada.

El último presidente soviético siguió su vida sin muchas complicaciones, recibió un Nobel incluso. Pero en Cuba, según cuentan, hubo hasta una “tormenta del siglo” por los tiempos en que el Período Especial comenzaba. Qué hubiera escrito Shakespeare…

Las latas de manzanas y melocotones en conserva, las compotas rusas y los precios de a centavo me llegaron por las referencias lejanas de los mayores. Eran historias inevitables en cada apagón, narrativa de quinqué convertida en rito por la cotidiana ausencia de fluido eléctrico.

Para bien o para mal, mis tandas de muñequitos no se llenaban única y exclusivamente con animados soviéticos. Todavía recuerdo los horarios: de lunes a viernes, a las cuatro y cuarenta cinco de la tarde y por Cubavisión. La propuesta era una mezcla surrealista entre Lolek y Bolek y Mickey Mouse. Con los años solo quedó el ratón de los guantes blancos, demasiado chillón, didáctico e hipócrita.

Ya no hay más “conejo-lobo…”, no más “TE ATRAPARÉ!!!!” Ahora solo quedan críticos (o criticones) que alegan lo traumatizante de las producciones soviéticas. Sin embargo, yo me pregunto si Dora la exploradora no es igual –o incluso más- traumatizante que los muñequitos rusos.

Tal vez sufra de una obsesión sui géneris y preocupante. Cuando era niña y detestaba leer (nunca imaginé que estudiaría Periodismo), intenté varias veces enfrentarme a El Principito y, aun a riesgo de parecer atroz, todavía me es imposible ir más allá de la página de la boa. Recuerdo también que alguien me regaló Colmillo Blanco y Tom Sawyer… no pasé de la carátula.

Con trece años, resignada a que eso de los libros no era lo mío, cayó en mis manos Diecisiete instantes de una primavera, mi primera lectura seria, mi primera relación formal con un libro, para colmo una novela de espionaje soviética. La obra más conocida de Iulian Seminov se convirtió en una llave a mi actual adicción por el papel y la letra impresa. Muchos libros han pasado por mis manos desde entonces, algunos me parecieron buenos antes y ahora francamente los califico de aborrecibles; pero Diecisiete… sigue estando en el “top ten” de mi lista.

A estas alturas la URSS es un fantasma. ¿Cómo será haber nacido en un país que ya no existe? Lenin y su sueño, Stalin y los Gulags, subversión del sueño de Lenin, interpretación antidialéctica de la dialéctica marxista, Gran Guerra Patria, pretensión errada de comunismo, Perestroika, Glasnost, Sputnik, disolución.  Esa es la URSS histórica, incompleta por demás.

camra rusaMi URSS es el referente lejano de que una vez existieron en Cuba latas de manzanas y melocotones en conserva, compotas rusas y precios de a centavo. También es lo que quedó de la matrioshka de mi casa y aquella colección de objetos raros y toscos, pero eficientes: la batidora que parecía un arma de destrucción masiva, la máquina de coser con pinta de caja fuerte, la lavadora Aurika que lo mismo podría pasar por máquina del tiempo que por nave espacial… la cámara fotográfica Kiev que ya no es más cámara fotográfica sino pieza museable, como los pedazos de la época misma que una vez congeló en flashes.

(Tomado de PostCuba)

Publicado en Variedades | 5 comentarios

Que le duela a quien le duela…. ¡Felicidades Fidel!


9493535907_c4053288e3_bFidel no le pertenece solo a Cuba, les pertenece a este mundo nuestro, a esta América nuestra. Después de casi medio siglo de lucha, Fidel les puede mostrar la cara con integridad plena y con moral absoluta, no solo al pueblo cubano, sino a todos los pueblos del mundo.”

Hugo Chávez Frías

Seguir leyendo

Publicado en Cultura, Fotorreportajes, Política | Etiquetado , , | 7 comentarios

Coppelia: en busca de las bolas perdidas…


copelia 3Por Cinthya Cabrera Tejera

Tras la pista de la disminución de las raciones, fuimos a la famosa Catedral del Helado, en la esquina habanera de 23 y L. Allí, la tradicional y siempre entrañable enorme fila de personas. Pero sin cola, el Copelia no es Coppelia. El menú aseguraba los sabores de vainilla, naranja piña, ¡chocolate!, además del tiramisú para acompañar.

Cerca de una hora estuvimos disfrutando de la espera, mirando la avenida, el Habana Libre, la Rampa… intercambiando con aquellos que habían decidido refrescar su mediodía con un helado, escuchando los pregones de los cuentapropistas que venden afuera las galletas de sabores, tabaquitos y dulces que no hay adentro.

Seguir leyendo

Publicado en Especiales, Sociedad | Etiquetado , , | 1 Comentario

Telenovela cubana: Pasarás por la tele…


tierras_de_fuego1-580x383
Por Cinthya Cabrera Tejera
¿Quo vadis? Tal duda me asalta cada lunes, miércoles y viernes cuando camino por las Tierras de Fuego que ahora propone Cubavisión, el canal de la familia cubana.

La televisión en Cuba, como la sociedad misma, está inmersa en un proceso de readecuación. Es válido cuestionar y examinar diversos códigos del lenguaje audiovisual. Lo peligroso está en escoger el camino fácil de la imitación de los peores patrones.

Seguir leyendo

Publicado en Variedades | Etiquetado , , , | 3 comentarios

Una taza de café con el Comandante eterno


taza-de-café + chavezPor Cinthya Cabrera Tejera

Hace cinco meses y unos días, mi mamá dejó de usar su taza de café. Desde entonces, la puso encima del refrigerador y no quiere que nadie la mueva de allí. Se la regalaron unos amigos venezolanos y formaba parte del ritual más importante de su día: consumir el maravilloso líquido negro.

No parece haber pasado mucho desde que mi mamá puso la taza con la figura de Chávez encima del refrigerador, aunque parece haber estado allí desde siempre. A veces el fetichismo hace falta.

Seguir leyendo

Publicado en Variedades | Etiquetado , , , , | 4 comentarios

¿Desarrollarnos para ser modernos?


Modernidad y globalizaciónPor Oscar Figueredo Reinaldo

Cada vez que se entablan algunas discusiones en la actualidad acerca del grado de desarrollo de nuestras naciones, principalmente en aquellas cuyo nivel de desarrollo no está a la par de las llamadas “del primer mundo”, no es  raro observar  la utilización a ultranza de palabras estereotipadas de uso común pero que llevan una poderosa y oculta carga ideológica, como son moderno, retraso, mundo desarrollado o mundo avanzado y cuya verdadera significación reside en la exportación de modelos capitalistas hacia las naciones más pobres.

Seguir leyendo

Publicado en Especiales, Estados Unidos, Sociedad | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Cuba, Norcorea y el cuento de Panamá (+ Fotos)


Por Oscar Figueredo Reinaldo

misilpanama-displayUna noticia le ha dado la vuelta al mundo y no precisamente en 80 días. Cuba vuelve hacer el foco de interés en los medios internacionales de prensa tras la detección este martes de material bélico a bordo de un barco norcoreano.

¿Acaso los países socialistas están preparando una ofensiva estratégica contra el imperio norteamericano?

Seguir leyendo

Publicado en Asia y Medio Oriente, En Cuba, Medios, Opinión, Política | Etiquetado , , , | 12 comentarios