Una taza de café con el Comandante eterno


taza-de-café + chavezPor Cinthya Cabrera Tejera

Hace cinco meses y unos días, mi mamá dejó de usar su taza de café. Desde entonces, la puso encima del refrigerador y no quiere que nadie la mueva de allí. Se la regalaron unos amigos venezolanos y formaba parte del ritual más importante de su día: consumir el maravilloso líquido negro.

No parece haber pasado mucho desde que mi mamá puso la taza con la figura de Chávez encima del refrigerador, aunque parece haber estado allí desde siempre. A veces el fetichismo hace falta.

A pesar de que el cinco de marzo de 2013 se ha ido tornando sepia, ayer volví a sentir la incredulidad del día en que miréTelesur con la misma sospecha con la que suelo leer El País o ver la CNN. De nuevo me pareció que él daría un discurso en cualquier momento, una sensación que compartí con cualquiera que me hablara del asunto hasta una semana después de su muerte física y que luego no mencioné a nadie más.

Y no fue tan grave, el planeta siguió girando: ayer el gobierno de Nicolás Maduro cumplió cien días, el Papa Francisco I se despedía de Brasil, en Cuba se había celebrado otro 26 de julio, en Mali elegían al nuevo presidente, España aún conmocionada por el trágico accidente ferroviario… la Tierra seguía en su dinámica inercial, en su honda de darle la vuelta al Sol; pero el mundo ya había cambiado para los insignificantes mortales que sintieron y vivieron a Chávez, como mismo cambió para aquellos que sintieron y vivieron a Ernesto Guevara.

El planeta siguió girando: ayer Chávez cumplió cincuenta y nueve años. Desde hace cinco meses y unos días, mi mamá lo tiene calladamente secuestrado en la taza de café que está encima del refrigerador.

Anuncios

Acerca de sentirjoven91

Comencé a soñar con el periodismo sin darme cuenta, cuando solo era un infante. Mi abuelo me abría las puertas de este mundo cuando pensaba realmente en ser maquinista de un tren. Estudio periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba. Colaboro con el espacio informativo Mesa Redonda y Con el Sitio Cubadebate.
Esta entrada fue publicada en Variedades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una taza de café con el Comandante eterno

  1. Hermoso, le habia dicho antes a un amigo que se extrañó inmensamente a Chávez en Santiago, y sí, el mundo sigue a pesar de todos y de Chávez

  2. Ay! Y yo, que no puedo dejar de llorar cuando leo algo como esto…

  3. mariaines dijo:

    Como poder evitar llorar…. Me parece injusto que se haya ido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s