Política vs ética: De dictaduras y otros males que deben ser conocidos(II)


Fidel Raul Globo Otro de los rasgos característicos de la construcción periodística contra Cuba, específicamente en los medios norteamericano es la descontextualización y la tergiversación de las informaciones, elementos que atentan contra la supuesta objetividad periodística que estos medios dicen defender.

Es así que la sustitución de numerosos funcionarios cubanos durante los años 2009 y 2010 se entendió en Miami como la más clara señal de que Cuba afrontaba una crisis política. Así, El Nuevo Herald vende una imagen de ―caos insuperable, un contexto saturado de enfrentamientos en la esfera gubernamental, un caballo de Troya que trae al enemigo dentro.

Para construir esta historia, los periodistas del Herald se apoyan en una constante lexicalización negativa siempre que se trate de enunciar o describir cualquier acción del gobierno cubano. Pude leerse, por ejemplo, degollina. Esta palabra transgrede el sentido negativo para alcanzar un matiz extremadamente agresivo. Entiéndase por degollina: matanza, carnicería, hecatombe y recuérdese que se emplea el sustantivo para nombrar a una serie de cambios en un gabinete.

Ya se hacía referencia con anterioridad el uso del vocablo destituciónpara categorizar cada uno de los reemplazos, liberaciones ocurridas en ese período.

El Nuevo Herald trata las sustituciones como un movimiento defensivo de los hermanos Castro, un acontecimiento que nada tiene que ver con la eficiencia sino con la más atroz ambición de poder: …los Castro han reaccionado cerrando filas y retrocediendo a posturas de línea dura.Esta es la esencia.

Así cuentan una historia que comienza el 24 de febrero cuando Raúl Castro asume la dirección de la Isla: Entonces y sin mencionar por sus propios nombres a los futuros sacrificados, adelantó las decapitaciones políticas…

Una vez más, a partir del uso de palabras negativas para presentar nuestras acciones se evocan imágenes de represión, dictadura e injusticia. En este sentido, sacrificadosy decapitaciones son las palabras que, gracias a su uso en sentido metafórico, confieren un significado desfavorable a la expresión. No se debe ignorar la referencia a las palabras de Raúl, pues eso le agrega a la ―siniestra reorganización la condición de haber sido meticulosamente planificada durante todo un año.

Se ha barajado la posibilidad de que la remoción de estas y otras figuras allegadas a Fidel Castro significan la pérdida de influencia de este en el gobierno de su hermano menor.

perez-roque-y-carlos-lage_fullblock

Luego, racionalizando, se apoyan en antecedentes que funcionan como evidencia:

Lage y Roque, ambos formados como dirigentes bajo la tutela de Fidel Castro, eran considerados hombres de máxima confianza y se mencionaban como figuras que jugarían un papel importante en la sucesión del poder en Cuba

El propio Fidel Castro les asignó tareas estratégicas para el país al emitir la proclama en la que delegó temporalmente el poder por razones de enfermedad en Junio de 2006.

Las abruptas remociones de Lage y Pérez Roque tomaron por sorpresa tanto a ciudadanos de a pie como a analistas políticos. Ambos figuraron en el círculo selecto de siete dirigentes, a quienes Fidel Castro delegó provisionalmente tareas estratégicas en su proclama de julio del 2006 al anunciar su enfermedad.

No es difícil inferir que el objetivo de estos tres comentarios es destacar la popularidad y reconocimiento a nivel nacional del cual gozaban estos funcionarios pero, sobre todo, aludir un vínculo especial entre ambos dirigentes y Fidel para colocar en el lado opuesto a Raúl: todo apunta a que las inconformidades de la jerarquía castrista hacia Lage y Pérez Roque se desencadenaron con posterioridad al 24 de febrero del 2008, fecha de constitución del Consejo de Estado bajo el mandato de Raúl Castro.

Nótese que en este último ejemplo el periodista emplea mecanismos de la llamada objetividad, para que su interpretación de los hechos sea entendida como información, pero no puede sustraerse de la constante lexicalización negativa: jerarquía castrista.

La demonización de Fidel y Raúl se instrumenta a partir de términos negativos seleccionados cuidadosamente. De este modo, usar el sustantivo Lucifer para referirse a Fidel no es casual. Pudo haberse utilizado el vocablo diablo, pero de haber sido así la connotación negativa hubiese sido menos competente. Esta última opción es mucho más popular, común, y la intención es mostrar al Comandante como la única persona merecedora de semejante denominación. Así el impacto es mucho mayor. Siguiendo esta misma premisa se escribe el vocablo con letra inicial mayúscula para hacerlo aún más personal, al presentarlo como un sustantivo o nombre propio.

Otras expresiones empleadas para referirse a los líderes nacionales o a sus estrategias de dirección, se derivan de la construcción dictatorial y/o totalitaria que se ha querido mostrar de Cuba. En este sentido, se destacan palabras no tan novedosas en la mayoría de los casos: dictador, represión y mezquindad.

De igual modo, sugerir que Fidel se trae algo entre manos (Lo que Castro se trae entre manos) tiene significados que superan la simple referencia a una intención preconcebida. Esta frase indica acciones u objetivos ilegítimos, inmorales, deshonestos, clandestinos y temibles.

De Rousseau a Fidel o Granma a toilette es un titular que utiliza símbolos reconocidos para transmitir significados específicos. Rousseau representa los postulados de la Ilustración francesa, específicamente las teorías de lo que se ha denominado contrato social. Señalar un camino entre este filósofo y Fidel –mediante la preposición a- cobra trascendencia cuando se establece una analogía entre esta representación y otra no menos interesante: Granma a toilette.

El yate Granma simboliza el punto de partida de la Revolución, mientras toilette es un vocablo francés que significa inodoro, lugar donde se desechan desperdicios. De este modo consiguen ilustrar un transcurso infructuoso del proceso cubano. La interpretación pudiera traducirse con una sola palabra: involución. ¿Accidental?

Abordar el tema de las Reflexiones no es casual por cuanto estas representan el modo mediante el cual Fidel se reinserta en el ámbito de la política internacional luego de su enfermedad y renuncia a las funciones como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Deslegitimarlas y ridiculizarlas llamándolas irónicamente profecías, intenta limitar el alcance político y social de las mismas.

La presentación negativa de los líderes cubanos es tradicional no solo en El Nuevo Herald, sino en todos los medios norteamericanos. Sin embargo, el análisis de este corpus de estudio evidencia el uso de estrategias particulares que enfatizan en las ―diferencias‖ del sector político cubano.

El más corto de los titulares agrupados en este subtema es El poder, no por breve menos sugestivo por cuanto intenta simplificar la Revolución en una lucha por el poder a favor de intereses personales y dictatoriales.

La gestión de Raúl como presidente fue frustrando poco a poco las desenfrenadas esperanzas del exilio de una inmediata ―transición democrática‖ en la Isla tras la renuncia del Comandante en Jefe. Que está pasando en Cuba es un titular que atribuye propiedades engañosas a las reformas propuestas en la Isla y las funciones de sus líderes. Este es el inicio de una resignación, desengaño y muestra de autocompasión que descarta la inconsecuencia de sus aspiraciones para culpar del fracaso a la ―manipulacióndel gobierno antillano.

Por último y no menos importante encontramos la cobertura mediática realizada durante la enfermedad de nuestro líder histórico Fidel Castro, la cual viola abiertamente otro de los presupuestos del código de ética de la Unesco que declara el Respeto de la vida privada y de la dignidad del hombre.

CUBA-CASTRO-FALL_2N_HAV401Según esta,  el respeto del derecho de las personas a la vida privada y a la dignidad humana -en conformidad con las disposiciones del derecho internacional y nacional que conciernen a la protección de los derechos y a la reputación del otro-, así como las leyes sobre la difamación, la calumnia, la injuria y la insinuación maliciosa, son parte integrante de las normas profesionales del periodista. (Unesco: 1983)

Ninguna de estas características estuvo presente cuando la inmensa mayoría de las imágenes que mostraron los noticieros Noticias 41, Noticias 23 y Noticiero 51, fueron las de las celebraciones por el grave estado de salud de un ser huma­no, de una persona enferma, de Fidel Castro. Tampoco se vieron estos rasgos cuando no bastó con mostrar la alegría y satisfacción de los que celebraron, sino también se salió a la calle para reportar como golpeaban calderos, gritaban, ha­cían música, y no faltaron los gritos de “que se muera Fidel”.

Nada de valor humano en ello.

Hay que entender la diferencia entre prensa y amarillismo, la diferencia entre re­portar un hecho, entregar una información, y crear la sensación en torno a ello. De acuerdo con la enciclopedia de Comunicación publicada por el diario español El País, el amarillismo es aquel tipo de prensa sensacionalista que incluye titula­res grandilocuentes de catástrofes y gran número de fotografías con información detallada acerca de accidentes, crímenes, adulterios o enredos políticos.

En este caso tenemos que todos los generadores de caracteres de los tres no­ticieros, excepto en los casos en que identificaban a algún invitado, fueron sensacionalistas y ampulosos. El noticiero Noticias 41, el 31 de julio de 2008, pre­sentaba el siguiente generador: “Lo último: operan a Fidel Castro tras sufrir crisis intestinal.” El día 1 de agosto del propio año se podía ver: “Urgente, Fidel Castro delega sus funciones en su hermano Raúl.”

Por otra parte, Noticias 23 ofrecía algo más sugerente pero no menos extrava­gante: “Fidel cede el poder. ¿El comienzo del fin?”. Y en Noticiero 51 se leyeron los tres días de cobertura: “Ultima hora, Castro cede el poder”.

Ninguno de estos tres noticieros entregó ninguna noticia. La noticia la dio la tele­visión cubana. Ellos nada tenían que decir al respecto porque básicamente nada sabían. Se dedicaron a especular, invitar personajes que odiaran a Fidel Castro, suponer, inventar. En resumen, se crearon un show, un espectáculo sin dar ni siquiera una sola noticia.

Parte de nuestra premisa es que construyeron una realidad de Cuba basada en criterios de noticiabilidad distorsionados y queda confirmado. Recordemos cuando plantearon que los militares iban a masacrar al pueblo, que la gente odia­ba a Raúl, que había pugna interna por el poder, que no se podía salir a la calle, que el pueblo estaba en pánico. A lo largo de los cuatro años que han pasado desde el hecho en cuestión nada de eso ha sucedido.

Dentro del espectáculo que fueron estos tres días de noticiero sin dar una sola noticia, los tres canales emplearon recursos, estrategias para posicionarse den­tro del sistema mediático de la Florida. El Canal 41 se enchufó con CNN en Español, la mejor, más grande y más prestigiosa televisora noticiosa de habla hispana en el mundo. De esa manera, aseguraba fiabilidad en el mensaje dado el prestigio de CNN y se procuraba mayor audiencia.

Por otra parte, para legitimarse y asegurar audiencia, Univisión y Telemundo optaron por invitar a los estudios a altos políticos que les enriquecieran el show, y que por demás fueran enemigos acérrimos de la Revolución cubana y de Fidel Castro para enardecer el conflicto. Estamos hablando de los congresistas repu­blicanos Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln Díaz-Balart, políticos que por demás se mueven a altos niveles y podían ofrecer información más compartimentada. Pero curiosamente ellos tampoco tuvieron nada nuevo que decir.

De aquí se infiere que estos canales tienen una estrecha relación con estos polí­ticos, que además los saludaron como si estuvieran en casa. Estamos hablando de una relación directa con congresistas republicanos que responden al ala de­recha más radical de la Florida y de Estados Unidos en general.

Al parecer la política si pude incidir negativamente en la construcción periodística de los medios hacia el tema Cuba, trasgrediendo en muchas ocasiones sin ningún tipo de escrúpulos las más elementales normas éticas de los periodistas. Una mezcla de mentiras, hechos manipulados y descontextualizados, fuentes inventadas o que quedan siempre en el anonimato, así como la burla y la demonización de los líderes históricos de nuestro país, hasta en los momentos más delicados de su enfermedad ponen sobre el tapete la calaña de aquellos periodistas que como hilos de marionetas se dejan arrastrar por intereses lobistas o partidistas, y “entregan sus almas” al mercado, sin tener en cuenta consideraciones éticas de ningún tipo. No les basta solo ya con engañar o mentir, sino que en muchas ocasiones no reconocen sus errores y pone al descubierto que el verdadero mal, la esencia de su parecer  va mucho más allá de la moral que como integrantes de la “profesión más hermosa del mundo” debemos compartir.

Anuncios

Acerca de sentirjoven91

Comencé a soñar con el periodismo sin darme cuenta, cuando solo era un infante. Mi abuelo me abría las puertas de este mundo cuando pensaba realmente en ser maquinista de un tren. Estudio periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba. Colaboro con el espacio informativo Mesa Redonda y Con el Sitio Cubadebate.
Esta entrada fue publicada en En Cuba, Especiales, Estados Unidos, Medios, Política, Variedades y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Política vs ética: De dictaduras y otros males que deben ser conocidos(II)

  1. Victor dijo:

    Muy buen articulo…….

  2. Mauricio dijo:

    Opino, como Victor, que este un articulo muy bueno. La manipulacion del lenguaje es un tema que me ha apasionado desde la adolescencia. El lenguaje, que responde a simbolos que representan ideas, esta liberado, en su esencia, de su character politico, clasista? En mi opinion no lo esta. Hasta la opinion moral mas inocente, simplona, menos elaborada, responde a una herencia politica especifica. Por eso me opongo al monopolio de la prensa, para dar la oportunidad al hombre pensante, ese que lleva en su germen de la duda, que nace de la busqueda de la verdad, del enfrentamiento de opiniones contrapuestas. Dar al hombre contemporaneo la oportunidad de dudar, es reafirmar su caracter contemporaneo y revolucionario. Abrirse a todas las opiniones, los criterios, y despues darse la oportunidad de comprobarlas en la realidad concreta, mediante metodos deductivos correctos, debe ser el ideal del periodismo de este tiempo. Sin embargo, es esta la realidad del periodismo cubano? Todos sabemos que no. O esa es, al menos, mi opinion.

  3. Pingback: Por esa puerta se entra, por esa se sale… | Desde mi ínsula

  4. Pingback: Por esa puerta se entra, por esa misma se sale… « La Chiringa de Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s