¿Quién ganó realmente en Paraguay? (+ videos)


Por Oscar Figueredo Reinaldoelecciones-paraguay-1

Paraguay ya tiene un nuevo presidente y sin embargo nada parece haber cambiado.

Tras los comicios electorales de este fin de semana la derecha vuelve a retomar el control casi estático en el poder de esa nación sudamericana.

La victoria tan esperada de Horacio Cartes significa la vuelta al poder del Partido Colorado, luego de la breve alternancia con el Gobierno de Fernando Lugo, que en abril de 2008 terminó con 61 años la hegemonía colorada gracias a una coalición de partidos de izquierda, la cual representó para la nación guaraní una luz al final del túnel.

Los colorados, que gobernaron Paraguay de manera ininterrumpida entre 1954 y 2008, han vuelto al poder de la mano de Cartes, un millonario de 56 años con un pasado que no parece invitar demasiado al optimismo.

El hombre que lo mismo les vende a sus conciudadanos cigarrillos, ropa, carnes y hasta tratamientos para la obesidad, se impuso con casi el 46% de los votos en las elecciones de este domingo.

El liberal radical, Efraín Alegre, se quedó con 36,98% y reconoció de inmediato la derrota. El periodista Mario Ferreiro, representante de una de las tres fracciones en las que se dividieron los seguidores del depuesto presidente Fernando Lugo, quedó lejos, con el 5,55% de los sufragios.

Con este triunfo, los colorados vuelven al Palacio de López, que únicamente desocuparon en el 2008, cuando los desalojó del poder el ex obispo Fernando Lugo, cuyo mandato terminará en agosto el presidente golpista Federico Franco.

Sin embargo no nos dejemos llevar por las apariencias, ni por la tan renombrada tranquilidad citada por los medios occidentales de prensa acaecida durante los comicios. Claro que no pudo haber mucho escándalo pues cuando el vicio se vuelve cotidiano, a no muchos parece preocuparles.

Y es que para algunos la corrupción parece haber sido la verdadera ganadora  en Paraguay. Según informes de observadores internacionales la jornada electoral  de este domingo estuvo marcada por la compra de votos y otras irregularidades.

Según un video filtrado poco antes del día de las elecciones el senador Silvio Ovelar, del partido Colorado  le ofreció a dos dirigentes campesinos del Partido Liberal  unos 50 dólares por cada votante que se quedara en su casa, a los que este sábado habría que “pintarles” el dedo como señal de que en realidad sufragaron.

Sin embargo estos no son los únicos ejemplos de corrupción. Entre las faltas electorales más comunes destaca además, la destrucción de registros de datos, la venta de alcohol cerca de los circuitos de votación y la perturbación del orden público.

Así mismo se denuncia el uso de bolígrafos con tinta que desaparece para inhabilitar la firma del presidente de mesa, entre otras maniobras.

Otro dato curioso, o mejor dicho, revelador son las cifras de boletas en blanco. Con el 92% de los votos trasladados al sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), el balance entre los votos en blanco y nulos se duplicó en comparación a las elecciones de 2008, convirtiéndose de este modo en la “cuarta” fuerza electoral si lo comparamos con la cantidad de votos obtenidos por los contendientes electorales.

Igualmente llama la atención como un hombre con tan poca, o una casi nula carrera política llegó tan rápido a la cúspide del poder. El “afamado” empresario al parecer no estaba dispuesto  ir “escalón por escalón” en su incipiente carrera política y apuntó directamente a convertirse en el candidato del partido a la Presidencia.

Para lograr tal objetivo, debía superar un primer obstáculo: el estatuto partidario, que establecía como requisito una afiliación de al menos 10 años. Cartes se había afiliado recién en 2009, creando al año siguiente su movimiento, Honor Colorado.

Ahí Galaverna entró a jugar sus cartas, consiguiendo que la convención de la ANR cambie el estatuto, lo que posibilitó a Cartes postularse en las internas de diciembre de 2012. En dichos comicios le ganó a Javier Zacarías Irún, un reconocido político en el Este.

Al parecer una vez más el hábito pudo más que los deseos y aunque hubo esfuerzos por parte del ente electoral de transparentar la contienda, los partidos de derecha no quisieron  sacudirse el fantasma de la compra de votos, el acarreo de ciudadanos y las maniobras de clientelismo, históricas ya en este país.

Tras los comicios electorales de este fin de semana la derecha vuelve a retomar el control casi estático en el poder de esa nación sudamericana.

Anuncios

Acerca de sentirjoven91

Comencé a soñar con el periodismo sin darme cuenta, cuando solo era un infante. Mi abuelo me abría las puertas de este mundo cuando pensaba realmente en ser maquinista de un tren. Estudio periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba. Colaboro con el espacio informativo Mesa Redonda y Con el Sitio Cubadebate.
Esta entrada fue publicada en América Latina y el Caribe, Opinión, Política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s