Una morena de las mallas altas


Yumilka ruiz con trofeos

Bastó con una sonrisa para que me abriera las puertas de su casa y de su corazón. No podría olvidar nunca aquel primer encuentro,cuando  nos conocimos en un día festivo. La idea de tenerla en frente, suscitó en mí un manojo de emociones resaltadas al instante por la coloración desmedida de mi rostro. Unas pocas palabras y un baile de casinomarcaron la cita final, que aunque sin fecha ni compromisos, cobró vida, unos meses después.

¿Cómo recuerda Yumilka, los años en que entrenaba en la EIDE camagüeyana junto a Cándida Jiménez Amaro?

Fueron momentos muy entrañables, recuerdo que fue entre 1987 y hasta 1989.  Haber entrenado con Cándidafue algo excepcional, pues me preparó  no solo como deportista,yaque sus enseñanzas iban más allá del terreno.Ella fue una maestra de vida, una amiga; una excelente guía que supo crear en mí, ese amor infinito al deporte. De ello también te puede hablar la propia Mireya Luis, la cual fue alumna de esta excelente profesora.

La inspiración de Yumilka fue Mireya Luis, ¿por qué?

A Mireya siempre la tuve como mi inspiración,  como el norte infinito a alcanzar; en mi casa todos son fanáticos al voleibol y siempre seguían cada una de sus actuaciones. Cuando entré al equipo nacional y pude compartir con ella fue más grande mi admiración, al descubrir no solo a una gran jugadora, sino también una excelente persona: una gran amiga.

¿Que significó para usted pertenecer a las espectaculares  morenas del Caribe y compartir con figuras estelares como la propia Mireya y Regla Torres?

Pertenecer a las espectaculares morenas del Caribe ha sido lo más grande que me ha sucedido en toda mi carrera, no solo por compartir con excelentísimas jugadoras de nuestro país, sino por ser parte de esa gran familia que sin duda es la selección nacional. Recuerdo que en un principio no asumí, o mejor dicho, no comprendí totalmente lo que significaba ser parte de este conjunto, ya que jugar voleibol, era algotan natural para mi como  lo era jugar a  las  bolas, al trompo o los escondidos; además que debo reconocer  que llegué “bastante fácil” hasta este nivel.  No fue hasta que pasé a jugar como regular, luego de los panamericanos del 99 en que realmente interioricé lo que era ser una de las espectaculares morenas del Caribe;saber que en ti estaba depositada toda la confianza de un pueblo que merecía el esfuerzo de cada una de nosotras.

¿Cómo rememora  Yumilka ese primer oro olímpico en los juegos del 96?

Esa fue una gran experiencia para mí, a pesar de no jugar como regular dentro del equipo; a las  jugadoras nuevas se nos asignó la  tarea de  apoyar en el entrenamiento de las demás jugadoras. También  fue una gran responsabilidad para mí, ya que era la integrante más joven dentro del elenco y por lo tanto se me depositaba toda la confianza en el caso de que tuviese que entrar a jugar.

Yumilka ruiz durante juego

Entre 2001 y 2003 ocurrió el relevo generacional en la selección femenina cubana de voleibol. Yumilka se convirtió de hecho en la capitana y principal figura de este equipo, ¿cómo asumiste esta nueva responsabilidad?

Esta fue una etapa que recuerdo con mucha tristeza ya que representó la partida de  jugadoras de gran experiencia. Debo admitir que no estaba lista para asumir un cambio tan grande como el que ocurrió realmente, pues solo quedamos dos veteranas. A partir de este momento tuve que asumir el liderazgo de la selección. Aunque también debo reconocer que no me fue tan difícil, ya que siempre conté con el apoyo de Mireya, Regla Torres y otras tantas jugadoras de experiencia que me enseñaron muchísimo. Otra cosa que pienso que me ayudó bastante fue mi forma de ser, porque como yo hablo mucho, me ayudo en la comunicación con el resto de las jugadoras, fue punto clave  para lograr la unidad en el juego.

¿Cómo enfrentó Yumilka las lesiones y derrotas sufridas durante  su carrera profesional?

Debo declararte que no sufrí muchas lesiones, las que más recuerdo fue una que me hiceen los juegos del 99 en el codo y eso me alejó unos días del los entrenamientos y el segundo que si me costó bastante fue los juegos panamericanos del 2007 en los cuales sufrí una lesión en el abdomen, la cual no se la deseo ni a mi peor enemigo ¡cómo duele!, lo que provocó que solamente  pudiese compartir con las muchachas en el comedor y a la hora de dormir prácticamente. Las derrotas, yo pienso que las asumía “bastante bien” y creo que eso va con mi carácter. La que más me dolió fue la de Beijing, me hizo mucho daño.

Muchos la consideramos una estrella del deporte cubano que aún no ha dejado de brillar, ¿que representa para usted este reconocimiento?

Gracias, mira eso es algo bellísimo y creo que es un reconocimiento. Me alegra muchísimo cuando voy por la calle y las personas me reconocen y me saludan. Aunque no creo que sea famosa o algo parecido. Te debo comentar que me sucede algo muy especial con los niños, se me apegan, me besan- eso es algo que disfruto y que me llena de satisfacciones

La sencillez, la disciplina, la responsabilidad, la caracterizan a usted como persona, y como jugadora, ¿que otros cualidades debe tener un buen deportista?

Yo pienso que no solo un buen deportista debe tener estas características sino que toda persona debe poseerlas. Una de las cosas que más recuerdo y agradezco por siempre a mis entrenadores y a mi familia es haberme formado como soy. Pienso igualmente que además se debe ser honrado, no se debe mentir jamás- nunca- como dice nuestro comandante. Y creo que es el defecto que más me desagrada.

La mentira- ¿el peor de los defectos?-

Bueno, tal vez por como me han educado, provengo de una familia donde siempre se premiaron los buenos modales y no considero que este lo sea. Mentir es anti ético, inmoral, no es de personas que se respeten. Las personas que sean así jamás podrán ser mi amigo.

A todo el que le he preguntado no me sabe decir ningún defecto de usted; ¿Se considera usted una persona sin defectos?

Para nada- quién te dijo eso- ojalá. Yo creo que mi peor defecto es ser como soy. Porque algo que no soporto en mi es que me es muy difícil olvidar cuando una persona me hace daño, eso realmente es muy malo; a pesar de que no me considero rencorosa, no le deseo el mal a nadie, aunque seas mi peor enemigo, pero eso si no me mientas, no me engañes o realices algo en mi contra porque te marco para siempre.

Tiene usted una gran amiga, Mireya Luis, ¿que opina usted sobre la amistad?

Te comentaba que a Mireya siempre la tuve como un ídolo, mi guía, mi meta a seguir. Pero fue mucho mejor cuando la conocí como persona, cuando se hizo mi mejor amiga. Siempre hablamos- claro cuando tenemos tiempo-  ella me enseñó mucho de lo que se, tanto adentro como afuera del campo de juego. Mis amigos son muy importantes, me es un gustazo enorme contar con buenos amigos, saber que siempre hay alguien allí para apoyarme cuando lo he necesitado. Para mi la amistad lo es todo. La lealtad, el compromiso desinteresado, es eso.

Beijing pudo haber significado un cuarto oro olímpico para usted, ¿como le afectó la derrota sufrida en este evento?

¡Beijing!, la derrota de Beijing como te decía ante me dolió muchísimo. Me desilusioné por completa. Me hizo sentir vieja. Para estos juegos olímpicos había puesto muchísimas esperanzas en lograr un cuarto oro en este tipo de eventos, pero no llegó.pienso como jugadora que no hubo concentración y no aprovechamos los momentos buenos, fue la oportunidad del siglo e indiscutiblemente la perdimos. A partir de este momento comencé en valorar mi retiró y así fue como lo hice a principios de este año.

Tu familia ha sido importantísima en tus éxitos personales, sabemos que tanto tu mamá, tu papá, y tu abuela siempre te han apoyado en tu carrera, ¿que significa esto para usted?

A mi familia le tengo que agradecer todo lo que soy. Ellos me enseñaron muchísimo. Provengo de una un hogar humilde, en el cual cuando no había pan, se repartía entre todos por igual, y eso que somos una familia algo extensa. Me enseñaron lo que es la sinceridad, la humildad, el amor, esa palabra tan pequeña pero que pienso que guarda un inmenso significado. Siempre premiaron mis notas, recuerdo que hacían una fiesta cada vez que obtenía buenas resultados en la escuela-por eso me esforzaba tanto-. En mi familia podrás encontrar a mis mejores fans, siempre me apoyan, me ayudan, me critican. Algo que nunca voy a olvidar es a mi mamá. Yo estuve becada en la Habana a partir de los 12 años y ella venía cada 15 días solo para verme, traerme algo de comer y esas cosas; se sacrificó muchísimo por mi.

Anuncios

Acerca de sentirjoven91

Comencé a soñar con el periodismo sin darme cuenta, cuando solo era un infante. Mi abuelo me abría las puertas de este mundo cuando pensaba realmente en ser maquinista de un tren. Estudio periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba. Colaboro con el espacio informativo Mesa Redonda y Con el Sitio Cubadebate.
Esta entrada fue publicada en En Cuba, Especiales, Sociedad, Variedades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s